Qué ver y qué hacer en Marrakech

Marrakech es una ciudad a la que siempre he tenido ganas de ir, pero por unos motivos u otros no se daba la ocasión, hasta noviembre de 2018, cuando por fin pude visitar la ciudad roja, y me encantó. Su caos, sus calles laberínticas y su zoco me atrapó, así como la plaza principal, Jemaa el Fna. Pero la ciudad ofrece muchas más visitas y cosas que hacer, y por este motivo, te dejo algunas de las cosas más importantes que ver en Marrakech. ¿Te animas?

1. Ver como la vida pasa en Jemaa el Fna

Como ya he dicho, Jemaa el Fna es la plaza principal de la ciudad, por donde pasa todo. Quieras o no, acabarás aquí en un momento u otro. Lo mejor que puedes hacer es venir a disfrutarla en diferentes momentos del día, por la mañana, por la tarde al atardecer y a la noche, cuando la plaza cobra vida y se llena de gente haciendo espectáculos callejeros. Algo muy recomendable es subir a uno de sus cafés y sentarte en alguna azotea o terraza para ver el atardecer en la plaza, y como esta se llena de vida nocturna. Además, ten en cuenta que es un buen punto de referencia, es decir, si sabes ir de aquí a tu riad, ya puedes moverte tranquilo/a por la laberíntica Medina.

2. Admirar el minarete de la Koutoubia

Muy cerca de Jemaa el Fna se encuentra la principal mezquita de la ciudad, que cuenta con el edificio más alto de la ciudad, su minarete. Como en casi todas de las mezquitas de Marruecos, no se puede entrar, ya que está reservada al culto de los fieles. Aún así, puedes acercarte y apreciarla desde fuera y darte cuenta que su minarete te recuerda mucho a un edificio muy famoso en España. ¿Sabes de cuál te hablo?

3. Regatear, perderte y volver a regatear por los zocos

El principal mercado de artesanías, telas, comida y souvenirs de Marrakech es el zoco, que se encuentra en la parte norte de la plaza Jemaa el Fna y acaba en algún lugar de esa zona de la ciudad. Entra por la calle principal, ojea las tiendas, compra lo que te guste (sin olvidar regatear), gira por alguna callecita y piérdete. No quieras no perderte, porque lo harás. La Medina es un laberinto y esta zona aún más. Yo que tengo buena orientación pensé «bueno, yo seguramente no me pierda, sabré donde estoy». Zasca! Me perdí, y mucho. Ni el mapa servía para nada. Cuando te pase esto, disfruta un poco de las callecitas y, cuando ya te canses, pregunta por donde ir a Jemaa el Fna (te dije que era un buen punto de referencia), y cuando llegues ya sabrás qué hacer.

4. Quedarse embobado con los detalles de la Medersa Ben Youssef

Otro de los lugares más importantes que visitar en Marrakech es la Medersa Ben Youssef, una antigua escuela de estudios superiores. De hecho, en su tiempo era de las más importantes del norte de África.

IMPORTANTE: si viajas antes del 2020, la medersa estará en restauración y no podrás entrar, que es lo que me pasó a mí en 2018.

Horario: 9,00-17,00 h
Precio: 60 dh adultos

5. Acercarse al Palacio Bahía

Al sur de la Medina se encuentran tres edificios con gran importancia cultural, y uno de ellos es el Palacio Bahía. El palacio es del siglo XIX y tiene muchas habitaciones y salas, así como muchos detalles en sus paredes. No diría que es un imprescindible, pero si tienes tiempo es una buena visita.

Horario: 9,00-17,00 h
Precio: 70 dh adultos

6. Seguir con el Palacio Badi

Otro de esos edificios es el Palacio Badi, aunque más bien fue un palacio en su tiempo, ya que ahora solo quedan sus ruinas. Esto se debe a que en el siglo XVII, cuando se decidió trasladar la capital a Meknès, el palacio fue totalmente saqueado. Aún así, merece bastante la pena dedicarle un tiempo.

Horario: 9,00-17,00 h
Precios: 70 dh adultos

7. Y acabar con las Tumbas Saadíes

Muy cerca del palacio anterior se encuentran las Tumbas Saadíes, que son las tumbas de los miembros de la dinastía saadí. La sala principal es el mausoleo donde están enterrados al-Mansur y su familia. No es un imprescindible, pero si puedes inclúyelas en tu itinerario por la ciudad.

Horario: 9,00-17,00 h
Precios: 70 dh adultos

8. Sentir que entras en la Medina de hace siglos en Bab Agnaou

La antigua ciudad amurallada de Marrakech estaba abierta por cuatro puertas. La más importante y que hoy se conserva en mejor estado es Bab Agnaou. Acércate para apreciarla y, para tener una mejor perspectiva, cruza la calle y mírala desde lejos.

9. Dar un paseo por Mellah

Toda ciudad importante tiene un barrio judío, y Marrakech no podía ser menos. Se conoce por el nombre de Mellah y se encuentra al sur de la Medina. Tiene fama de ser un barrio no muy seguro por la noche, así que mejor acércate por el día. Puede que tu primera impresión sea esa, no importa el momento del día, pero respira hondo y, sobre todo, piensa que nadie te va a hacer nada, porque es así. Si eso se acercaran para ayudarte y llevarte a donde quieras ir, como a la Sinagoga o al Cementerio Judío, a cambio de una pequeña propina, eso sí.

10. Entrar al Museo Marrakech

Este museo se encuentra en un antiguo palacio del siglo XIX, así que más bien visitas las salas del palacio y no la exposición del museo en sí. Es bonito, pero no imprescindible.

Horario: Abril - Septiembre 9,00-19,00 h 
         Octubre - Marzo 9,00-18,00 h
Precio: 50 dh adultos

11. O al Museo Dar Si Said

Si lo prefieres puedes entrar al Museo Dar Si Said, que, como el anterior, está ubicado en una antigua casa de un adinerado marroquí. Hoy en día es el museo de arte de la ciudad, así como el más antiguo. Al igual que en el Museo Marrakech, lo más destacado del museo es el edificio en sí.

Horario: 9,00-16,45 h
Precio: 20 dh adultos

12. Dar un paseo por los Jardines Majorelle

Fuera de la Medina se encuentran los dos jardines más famosos de la ciudad. Uno de ellos es el Jardín Majorelle, creado por el pintor francés Jacques Majorelle en los años 20 y comprado por Yves Saint Laurent y su pareja en los 80, quienes le dieron el aspecto que tiene actualmente. El jardín está lleno de plantas exóticas y pequeños edificios. El más famoso y grande sirve hoy como museo.

Horario: 8,00-17,30 h
Precio: Jardines 80 dh adultos
        Museo de Arte Islámico 30 dh adultos

13. O caminar por los Jardines de Menara

Los otros jardines más famosos de Marrakech son los Jardines de Menara, más famosos pero más simples que los anteriores. Su lugar más famoso es el estanque con una casita al fondo y el Atlas a lo lejos. Nosotros solo fuimos a los primeros, ya que dicen que son los más bonitos.

Horario: 9,00-17,00 h
Precio: gratuito

14. Tomar una copa en La Mamounia

Marrakech es un país musulmán, lo que quiere decir que no se consume alcohol, ya que su religión lo prohibe. Aún así, en los hoteles occidentales como la Mamounia, ubicados la mayoría al oeste de la Medina, se puede tomar alcohol, así que si te apetece tomar algo, tendrás que desplazarte hasta aquí.

15. Ir de compras a la Avenida Mohammed V

Aunque sea solo por visitar la zona moderna por la ciudad y si tienes bastante tiempo, acércate a la Avenida Mohammed V, donde encontrarás tiendas de marcas internacionales.

15 + 1. Hacer una excursión.

En Marrakech se ofertan muchas excursiones que podrás contratar en agencias una vez allí. Las más famosas de un día son las de Ouarzazate y Ait Ben Haddou, la de Essaouira o la de las Cascadas de Ouzoud. Si prefieres ir por libre, también puedes ir en taxi o en autobús con las compañías CTM o SupraTours. Además, también tienes la opción de acércarte al desierto más extenso del mundo, el Sáhara, en una excursión de 3 días.

Y aquí acaba el post sobre qué ver y qué hacer en Marrakech. Espero que te sea útil en tu escapada a la ciudad roja.

Además, si quieres comprar una guía en papel y no sabes cuál, yo siempre recomiendo la de Lonely Planet.

Deja una respuesta